Sobre nosotros

IvyHealth es una empresa tecnológica e innovadora dedicada al cuidado de la salud y la mejora del bienestar de las personas como tú. Creamos dispositivos electrónicos y desarrollamos aplicaciones que te ayudan a hacer un seguimiento de tu estado físico y a lograr los objetivos de mejora personal que desees.

Conectamos tu salud con el mundo y te ofrecemos datos, consejos, recomendaciones, rutinas y dietas personalizadas para acompañarte en el camino de mejora de tu estilo de vida y tu bienestar.

Únete a IvyHealth y comienza a sentirte mejor.

IvyHealth. Tu salud en tus manos.
Top

Combate la tensión arterial con deporte



tension-arterial-deporte-hight-pressure-sport

Combate la tensión arterial con deporte

La hipertensión arterial es una patología crónica que consiste en el aumento de la presión arterial. Es una enfermedad que no presenta síntomas claros, e incluso puede que éstos no se manifiesten en años.

Es una patología muy común en todo el mundo, afecta a más del 20% de los adultos entre 40 y 65 años, y casi al 50% en las personas de más de 65 años. Según datos de la Sociedad Española de Hipertensión – Liga Española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial (SEH-LEHA) en España existen más de 14 millones de personas con hipertensión. De esta cantidad, 9,5 millones no están controlados y 4 millones están sin diagnosticar.

Los datos pueden asustar un poco, pero hay que partir de esta premisa: es una patología tratable. Así que lo primero que debes hacer es tener en cuenta las recomendaciones de tu médico. De no ser así, puede desencadenar en complicaciones graves, como por ejemplo, un infarto de miocardio, una hemorragia, o trombosis cerebral, algo que se puede evitar si se controla adecuadamente.

Desde IVY HEALTH te recomendamos controlar tu tensión arterial periódicamente. Es cierto que no todo el mundo debe tomarse la tensión arterial con la misma frecuencia, ya que si existen factores genéticos será necesario un mayor control.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Sociedad Internacional de Hipertensión recomiendan realizar ejercicio físico, con el objetivo de disminuir los valores de tensión arterial. Los programas de entrenamiento efectivos son los que incluyen actividades como caminar, bailar, correr, nadar, y montar en bicicleta, de 30 a 60 minutos al día, y al menos de 3 a 5 días semanales. Con este tipo de actividad se puede llegar a reducir los valores de tensión arterial en personas hipertensas hasta situar sus valores dentro de la normalidad.

¿Qué precauciones hay que tomar?

Antes de comenzar un programa de ejercicio físico, debes consultar con tu médico. Según las cifras de tu tensión, él te recomendará medidas adicionales (nutritivas y farmacológicas) para equilibrar la tensión arterial.

Durante el ejercicio. la tensión arterial aumenta, al igual que la frecuencia cardiaca, por lo que el especialista puede decidir bajar primero los valores de la tensión antes de iniciar con el programa deportivo. Tras el ejercicio se produce una disminución de la presión arterial que es muy beneficiosa.

Si realizas un entrenamiento de fuerza, es mejor no realizar trabajo isométrico extensos, es decir, no mantengas la tensión muscular durante un largo periodo de tiempo, ya que puede elevar la tensión arterial hasta niveles peligrosos.

tensión arterial y deporte

Empieza con una actividad físca moderada

Beneficios de la actividad física para pacientes con Hipertensión:

La práctica de una actividad física o deportiva tiene muchos beneficios en las personas hipertensas, a cualquier edad.

Hacer ejercicio físico de forma moderada es altamente recomendable. Es más, forma parte del tratamiento de la hipertensión arterial por sus efectos beneficiosos sobre la presión arterial y otros factores de riesgo cardiovascular, como son la obesidad, la diabetes y la hipercolesterolemia.

Retomar la actividad física o deportiva durante la etapa inicial de la hipertensión puede retardar el inicio de un tratamiento medicamentoso.

Estos beneficios están muy bien, pero el paciente deberá consultar con un médico antes de decidir si empieza o no con la practica de una actividad física.

En caso de que las personas mayores de 40 años tengan hipertensión, la actividad física debe ser controlada o supervisada por el médico. Es el Doctor quien podrá solicitar exámenes complementarios como, por ejemplo, el electrocardiograma de esfuerzo (EGC de esfuerzo). Y ya con esos datos valorará el tipo de actividad recomendada.

Recomendaciones para la práctica deportiva en caso de hipertensión

Empieza a practicar una actividad a baja intensidad y de manera progresiva.

Practica una actividad física moderada. Es recomendable que realices 4 – 5 sesiones a la semana. Cada sesión debe ser de 30 minutos.

Antes de iniciar la actividad realiza ejercicios de calentamiento adecuados al tipo de actividad. Ten en cuenta las siguientes pautas de ejecución:

– Dedica 10 min aproximadamente a “preparar” tu musculatura y organismo independientemente de la actividad que vas a realizar.
– No realices esfuerzos físicos altos. Es mejor que aumentes la intensidad progresivamente.
– Incluye gestos técnicos de la actividad.
– Mantente hidratado durante el calentamiento.
– Incluye ejercicios dinámicos y de fuerza (sentadilla, zancada, aperturas aductor, etc.) y ejercicios de movilidad articular para prevenir lesiones.

No sobrepasases los límites: En caso de dolor disminuye la intensidad o detén la actividad.

Reconoce la capacidad física de tu cuerpo y no corras riesgos.

Al finalizar la sesión, realiza estiramientos y mantén la respiración correcta en todo momento.

Toma abundante agua (los niveles recomendados van desde 1,5 a los 2 litros diarios)

Lleva una alimentación adecuada. La alimentación debe adaptarse al tipo y a la intensidad de la actividad física. (Un pequeño consejo: incluye potasio y fibra).

Podemos combatir la tensión arterial alta con ejercicios leves o moderados, hay que empezar poco a poco e ir agregando paulatinamente otros ejercicios, siempre bajo la supervisión médica y con el beneplácito de tu Doctor. Es hora de concienciarse y ponerse en marcha, opta por una vida saludable sin que la hipertensión condicione toda tu vida. Merece la pena.

No hay comentarios

Deja un comentario