Sobre nosotros

IvyHealth es una empresa tecnológica e innovadora dedicada al cuidado de la salud y la mejora del bienestar de las personas como tú. Creamos dispositivos electrónicos y desarrollamos aplicaciones que te ayudan a hacer un seguimiento de tu estado físico y a lograr los objetivos de mejora personal que desees.

Conectamos tu salud con el mundo y te ofrecemos datos, consejos, recomendaciones, rutinas y dietas personalizadas para acompañarte en el camino de mejora de tu estilo de vida y tu bienestar.

Únete a IvyHealth y comienza a sentirte mejor.

IvyHealth. Tu salud en tus manos.
Top

¿Llevas una alimentación variada?



varied-diet

¿Llevas una alimentación variada?

Email this to someoneShare on LinkedInShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

¿Sabes si estás llevando una dieta equilibrada? Para que tu alimentación sea además de saludable variada, lo primero es conocer los principales grupos de alimentos.

Cada uno de ellos tienen su propia función y aporta diferentes nutrientes y beneficios. Combínalos correctamente y tendrás la base de una dieta variada.

1. Frutas

Es un grupo esencial que debes incluir diariamente en tu alimentación, ya sea como postre o tentempié, a media mañana y/o a media tarde. Es un alimento que aporta azúcares y una gran cantidad de agua –perfecto para mantenerte hidratado-. Las frutas son una fuente importante de vitaminas (ácido fólico, vitamina C, carotenos), minerales (potasio, magnesio, selenio, etc.) y sustancias antioxidantes, las cuales ejercen funciones reguladoras en el organismo. Sin olvidarnos de su aporte de fibra, esencial para regular el tránsito intestinal.

Nuestra recomendación: Consume frecuentemente fruta hasta alcanzar las 3 piezas diarias, como mínimo. Es mejor que ingieras la pieza entera para que el contenido de fibra sea mayor, si en cambio las consumes en forma de zumos naturales o sin piel carecen de ésta. En la tabla 1 puedes observar cuáles son las frutas de temporada del mes de febrero.

2. Verduras y hortalizas

Al igual que las frutas, este grupo de alimentos también ejerce una función reguladora. Son fuentes importantes de vitaminas, minerales, fibra y de sustancias antioxidantes.

Nuestra recomendación: consume como mínimo 300 gramos diarios, lo que equivale a 2 raciones. Ten en cuenta que si son en forma de guarnición, cuentan solo como media ración. Si quieres optar por la excelencia, entonces consume 400 g diarios.
Bien, una vez que tenemos claro el total diario, ahora apunta lo siguiente, al menos una de estas raciones es preferible que sea cruda, por ejemplo, una ensalada, así aprovechas al máximo sus vitaminas y minerales. En la tabla 1 puedes ver las verduras y hortalizas de temporada.

Aceite de oliva

El aceite de oliva aporta grasa saludable

3. Lácteos y derivados

Los lácteos (leche, yogures, quesos, cuajada, natillas, etc.) te aportan proteínas de alta calidad y lactosa (el azúcar de la leche). Son una fuente importante de vitaminas (A, B2, B12 y D) y calcio, mineral esencial para la formación de los huesos y los dientes y como bien sabes, previene la osteoporosis.

Nuestra recomendación: un consumo de 2-4 raciones diarias, aunque entre la población adulta es aconsejable que el consumo sea de tipo desnatado, ¿por qué? Por su menor contenido en energía, en ácidos grasos saturados y en colesterol.

4. Proteicos

¿Qué alimentos destacan en este grupo? Las carnes y sus derivados, pescado, marisco, huevos y frutos secos.
La función de este macronutriente es estructural, pues se encarga de formar nuevos compuestos o estructuras, así como de repararlos.

– Carnes y derivados: como ya hemos comentado son una fuente de proteínas de alto valor biológico, aportan vitamina B12 y minerales como hierro, potasio, fósforo y zinc. Eso sí, cuidado con el alto contenido de ácidos grasos saturados, es importante que selecciones los cortes más magros, retires la grasa visible y en caso de las aves que retires la piel.
Nuestra recomendación: Un consumo de 3-4 raciones semanales, partiendo de la premisa que una ración es de 100-125 g. Da prioridad a las carnes magras (pollo, pavo y conejo) antes que a las rojas. Los embutidos, aquí va la buena noticia, sí que los puedes consumir, pero de manera ocasional ya que tienen un alto contenido en grasas saturadas, colesterol y sodio, perjudiciales para tu salud cardiovascular.

– Pescados y mariscos: aportan proteínas de alta calidad, vitamina D y ácidos grasos poliinsaturados omega-3, sobre todo el pescado azul. Este tipo de grasa es esencial, la clave está en que tu cuerpo no las puede sintetizar pero son beneficiosas, ya que disminuyen los niveles de LDL y triglicéridos. Nuestra recomendación: Consume 3-4 veces por semana, y una de esas raciones que sea pescado azul (salmón, caballa, atún, trucha, etc.). En la tabla 1 puedes observar qué pescados son de temporada.

– Huevos: son un alimento muy completo, que además de proteínas de alto valor biológico aportan vitaminas y minerales. Nuestra recomendación: consume entre 3-4 huevos por semana.

– Frutos secos: fuente de proteínas, grasas de origen vegetal y fibra. El tipo de grasa que contienen es saludable, ya que ayudan a controlar los niveles de colesterol y triglicéridos sanguíneos. Asimismo aporta vitamina E, que tiene efectos antioxidantes. Nuestra recomendación: consume entre 3-7 raciones semanales, una ración equivale a 20-30 g sin cáscara, lo que vendría a ser un puñado.

Pistachos

El pistacho, uno de los frutos secos que más fibra y energía aporta

5. Carbohidratos

La base de tu alimentación tiene que girar en torno a éste grupo. Son la fuente principal de energía, así como la principal fuente de hidratos de carbono complejos. Los alimentos característicos son los siguientes:

– Cereales y derivados: pan, pasta, arroz y cereales. Los alimentos integrales son más ricos en fibra, vitaminas y minerales.

– Legumbres: guisantes, garbanzos, alubias blancas, etc. Aportan hidratos de carbono, fibra, vitaminas y minerales, además también son una fuente de proteínas. Nuestra recomendación: consume entre 2-4 raciones por semana (una ración equivale a 60-80 g en crudo).

– Tubérculos: yuca, patata, boniato, etc.

6. Grasas, aceites y mantequillas

Este grupo es esencial para tu salud. Pero recuerda una cosa, hay que consumirlas con moderación, sobre todo las grasas de origen animal, que son las que mayor contenido en grasa saturada tienen. Dentro de las vegetales, nos vamos a quedar con el aceite de oliva, rico en grasas monoinsaturadas y antioxidantes El aceite de oliva tiene que ser la principal fuente de grasa tanto para aliñar como para cocinar. Además posee propiedades cardiosaludables.

Tabla 1. ALIMENTOS DE TEMPORADA

Alimentos de temporada

Alimentos de temporada del mes de febrero

Como ves, no será por opciones. Recuerda no se trata de dejar de consumir ningún grupo de alimentos sino combinar todos los grupos para garantizar una dieta variada y equilibrada, y por lo tanto una alimentación saludable.

No hay comentarios

Deja un comentario